Busto de Belmonte. 1961.
Museo de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Bronce. 40 x 23 x 30 cm.
Constituye uno de los más acertados retratos de Vassallo, al poseer rasgos de honda penetración psicológica, reveladores de la poderosa personalidad que el torero asumió en el tiempo de sus triunfos en el ruedo. Lo básico, al margen de la perfecta y minuciosa reproducción de rasgos faciales, es que el escultor gaditano ha sabido plasmar en su retrato el gesto peculiar de Belmonte, que nos hace comprender por qué el diestro se transfiguraba en la arena ante el toro.

 

 Retratos

 Esculturas

 Índice