Monumento a Santa Teresa. 1982.
Avila. Piedra. 200 x 200 (Santa Teresa); 845 x 225 cm. (Grupo alusivo)

El proyecto ganó en 1971 el primer premio de un concurso de proyectos para dicho fin y fue diseñado en colaboración con los arquitectos Diego Vega y José Manuel Vassallo. Sin embargo, la realización del monumento no le sería encargada de forma oficial hasta 1982, año en que se celebraba el IV centenario de la muerte de la Santa, siendo inaugurado con motivo de la visita a la ciudad de S.S. Juan Pablo II.

La obra está concebida en dos partes. Por un lado, la escultura de la mística doctora, que revela maestría en la labra de la piedra y una sabia composición. La imagen surge con fuerza del bloque pétreo, en posición difícil de ejecutar: sentada, con los hábitos de su orden, rostro alzado con expresión de posesión divina e inclinando ligeramente cuerpo y brazos a la izquierda.

Una estela de piedra enlaza con la otra parte del monumento, un grupo alusivo donde Vassallo ha querido significar la elevación mística partiendo de las obras "Las Moradas" y "Camino de perfección". Se trata de tres figuras dispuestas escalonadamente en sentido vertical para representar dicha elevación. La talla en grandes y sencillos planos así como la tendencia al esquematismo y la línea recta revelan su sentido de modernidad.

 

 M. Públicos

 Esculturas

 Índice