Medalla de Goya. 1978
RABA de San Fernando. Madrid. Bronce. 60 mm. de módulo.

 

 
La medalla conmemorativa más laureada y conocida de Vassallo es la que dedicó en 1978 a la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid con motivo del ciento cincuenta aniversario de la muerte del genial pintor aragonés.
Para el anverso pensó Vassallo en la interpretación en bajorrelieve de alguno de los autorretratos de Goya, ya que en éstos se funde el personaje con su propia obra. Así, no dudó en decidirse por el que figura al frente de "Los Caprichos", en el que aparece de perfil y cubierto con chistera, pues es "el que más se presta para trasladarlo a la medalla". Para el reverso, Vassallo eligió un motivo sugerente a la vida y la muerte del pintor: la Ermita de San Antonio de la Florida, panteón de Goya, rodeado de un verde tapiz de césped y arboleda. En la parte inferior coloca las fechas representativas de la conmemoración: 1828-1978.
El resultado final es de un gran acierto y demuestra el perfecto conocimiento de la difícil técnica medallística. Así, vemos a Goya con la expresión penetrante y voluntariosa, enmarcado por las grandes y sencillas formas de ropaje y chistera. En el reverso aúna armónicamente la firmeza y la rigidez de líneas y planos arquitectónicos, que se van haciendo delicados hasta perderse con la arboleda que enriquece y ambienta el conjunto.

 

 Medallas

 Esculturas

 Índice