Monumento a los caídos. 1951
Plaza de los caídos. Ubeda (Jaen). Piedra caliza y granito. 3,00 x 2,00.

Se trata de uno de los monumentos públicos más logrados y elogiados del artista gaditano, que refleja ejemplarmente la perfecta simbiosis de clasicismo y modernidad presente en gran parte de su obra.
Un ángel recoge y eleva con decisión al héroe y martir que representa a todos los caídos de Úbeda conformando un grupo homogéneo en el que la expresión de ambas figuras se contiene rigurosamente en el bloque pétreo. Vassallo vuelve a conseguir con esta obra un armónico y rítmico movimiento, valiéndose de la cabellera del ángel empujada por el viento, de las grandes alas desplegadas y de su inclinación hacia adelante, que da sensación del esfuerzo que realiza cargando al héroe caído. Igualmente destaca la natural y adecuada solución que el maestro dio a la difícil postura que adopta el personaje elevado. El magnífico estudio anatómico pone la guinda a la ejemplar composición.
El grupo tiene, por un lado, y en palabras de Pérez Comendador, "una concepción clásica e italianizante, de clara ascendencia mediterránea, en el que masas y vanos se conjugan armoniosamente". Por otra parte, la obra desprende un claro matiz expresionista en su concepción y resultado final que nos recuerda a los trabajos del croata Iván Mestrovic y del palentino Victorio Macho y que enlaza con los ocho Angeles que años antes había realizado para la capilla de cementerio de Jerez de la Frontera.

 

 M. Públicos

 Esculturas

 Índice